Bienvenido
Bienvenido a Magic is Might, un foro basado en la tercera generación de la saga de Harry Potter. Este año se realizará el torneo de los tres magos, participaran del mismo Hogwarts {Inglaterra}, Magedumanis {Grecia} y Myeongmab {Corea del Sur}. Los campeones aun no han sido elegidos, sumate a esta aventura y participa del torneo, agregando tu nombre en el cáliz o simplemente apoyando a tu campeón.







Últimos temas
» Información pj cannon Slytherin
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeMiér Nov 07, 2012 3:03 pm por Kim Maeh Ri

» Choosen 6 Afiliación Élite
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeMiér Sep 26, 2012 8:05 pm por Invitado

» oxford university || elite
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeJue Sep 06, 2012 11:37 am por Invitado

» Return to the Stage // Normal
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeMiér Ago 15, 2012 8:40 pm por Invitado

» digimon rol elite
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeJue Ago 02, 2012 7:58 am por Invitado

» DueRougue {Afiliación Élite}
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeMar Jul 31, 2012 1:35 am por Invitado

» Saint Seiya Warsong Gulch
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeJue Jul 19, 2012 5:54 am por Invitado

» Little Hangleton {Foro Necesita Ayuda Urgente}NormAl
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeLun Jul 16, 2012 6:59 pm por Invitado

» Full metal Alchemist: The Destiny [normal]
¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Icon_minitimeMiér Jul 11, 2012 11:24 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 30 durante el Vie Ene 27, 2012 6:31 pm
Nuestro Staff




Censo de Estudiantes


Hogwarts
20


Magedumanis
15


Myeongmab
8




Compañeros



AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE
















AFILIADOS NORMALES




Copyright
El contenido del foro incluyendo el skin, el contenido intelectual pertenece, las imágenes del diseño son propiedad de los administradores del foro
Cualquier acción que pueda ser considerada plagio será denunciada. No copies, usa tu imaginación.






¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Ir abajo

¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Empty ¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Mensaje por Invitado el Lun Dic 26, 2011 1:46 pm

Sábado. || 20:46 P.M. || Aula de Castigos. || Hugo Weasley.


Saboreó el último bocado de su sabrosa marquesa de chocolate y sonrió. Había sido un día bueno, cerrado con broche de oro. El chocolate, su perdición, era perfecto para el cierre del día. Más sin embargo, no todo era perfecto. Porqué cuando comenzaba a caminar por los pasillos, cantando una vieja canción de Paul Rodgers junto a Queen, su banda muggle favorita, observó a un par de Slytherin molestando a un niño de primero prácticamente indefenso. En cuanto sintió cómo el mayor de las serpientes levantaba su varita en dirección al pobre niño, Anne sacó su varita con agilidad para enfrentarlo con un ligero movimiento de varita que le quitó su, valga la redundancia, varita, provocando que ambos jovenes notaran su precencia. El niño huyó despavorido, Anne lo entendía. Enarcó una ceja, más sin embargo, antes de que pudiera hablar, el Slytherin que aun llevaba su varita la lanzó contra la pared con un simple hechizo aprendido en tercer curso. Se cortó ligeramente en la frente, más sin embargo, su rabia fue más grande produciendo que ambos chicos cayeran aturdidos por un Desmaius que Anne llamaría luego colectivo.

-¡Joven Brown!- Perfecto, la profesora tenía que aparecer justo en ese momento. Y por todo ello, ahora se encontraba con el rumbo completamente distinto al que tenía al principio, caminando a la sala de castigos. ¿Había discutido con la profesora? Si, lo había hecho. No era su culpa que ambos Slytherin fueran un par de imbéciles, pero Mcgonagall era un hueso muy duro de roer y por más que la joven sonriera tan encantadoramente, la profesora no cedía. No le extrañó encontrar la sala sóla, porqué, ¿Quién en su sano juicio se ganaría un castigo un Sábado por la noche? Nadie, esa era la respuesta. Decidió que no se quedaría las próximas dos horas sin hacer nada, por lo que comenzó a buscar pergamino limpio y pluma, o en todo caso, hoja y lápiz, para dibujar un poco. Pero, buscaba en una sala que no conocía así que no encontró nada. Pateó el escritorio del profesor con enojo y cómo si hubiese sido un golpe para destapar el dolor, la cabeza comenzó a rugir con intensidad, provocando que Anne llevará una de sus manos a la misma sintiendo la sangre que escurría de la cortada que se había hecho.

-Joder.- Susurró en el mismo momento en que la puerta se abría para dar paso a otro castigado o quizás, la persona que le cuidaría en el castigo. Le daba igual, en ese momento ella estaba más al pendiente de que la sangre no manchará la ropa. ¿Sabes cuanto cuesta sacar esas manchas de la ropa? Sí, estaba loca. No era normal, pero, daba igual.

Dicen que la cordura es relativa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Empty Re: ¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Mensaje por Hugo B. Weasley el Lun Dic 26, 2011 10:06 pm

El entrenamiento de Quidditch había sido más duro de lo que él había esperado cuando Yulia le despertó a las seis de la mañana. Ni siquiera había protestado por lo intempestivo de la hora -Merlín, nadie madruga tanto un sábado-. Tampoco dijo nada cuando le hicieron desayunar tan rápido que apenas pudo masticar la comida antes de tragarla. Éste año tenemos que ganar sí o sí, se decía a sí mismo para infundirse ánimos y fuerza de voluntad. Durante horas había estado en el campo, subido en su escoba, bateando con fuerza y puntería las bludgers que habían soltado. Sentía su brazo agarrotado, sin contar con el ligero dolor que aún le quedaba por el dislocamiento de hombro que habría sufrido. Accidente causado gracias a que la encantadora de su mejor amiga había decidido que era divertido lanzarle una de las bludgers, cuando estaba distraído con aquellas chicas de las gradas. No era la primera vez que sufría un daño de éste tipo, así que simplemente se lo había recolocado y continuado con su entrenamiento, con el brazo izquierdo.

Ahora, después de una rápida ducha en los vestuarios, caminaba exudando energía y adrenalina por el pequeño partido que habían jugado al final. El pelo rizado y ligeramente húmedo se le pegaba al cuello y parte de la frente, goteando de vez en cuando sobre su vieja camiseta de los Guns n' Roses. Se dirigía hacia la Sala Común para buscar a sus amigos y bajar de nuevo con ellos al Gran Comedor, donde debía de estar a punto de empezar la cena. Después de tanto ejercicio tenía más hambre de lo normal. Iba tatareando cuando captó el olor nauseabundo en el aire. Era espantosamente desagradable, y no había ido apareciendo poco a poco, si no que prácticamente se había golpeado con la invisible nube del olor.

Bombas fétidas, concluyó llevándose una mano a la nariz e intentando evitar respirar. Era el pasillo de Filch, así que era más que probable que los alumnos de primero hubiesen querido gastar algún tipo de broma al viejo y ahora le tocaba a él comerse aquel repugnante hedor. Apresuró el paso, deseoso de salir de allí. No obstante, ni siquiera llegó a la esquina; Filch estaba frente a él, con la arrugada cara contraída en una mueca que le hacía más feo de lo que ya era de por sí. No pudo hacer mucho en su defensa.

¡Weasley tenías que ser! Siempre sois los malditos Weasley—chilló el celador, caminando a grandes zancadas hacia donde se encontraba. La furia parecía llamear en sus ojos, mientras su gata no paraba de zigzaguear por sus piernas y bufar.
¡Pero que yo no he sido! —declaró Hugo con indignación e incredulidad. Filch le agarró de la oreja sin miramientos, como si Hugo no fuese más que un mocoso y no un chico que le sacaba una cabeza de altura. Le arrastró por los pasillos haciendo de oídos sordos a sus intentos de excusa, dejándole finalmente frente al aula de castigos. Le empujó al interior mientras Hugo se sobaba con fastidio la oreja, que comenzaba a ponerse roja.

Hugo farfulló y maldijo entre dientes, mirando al suelo, mientras entraba a aquel aula que tan bien se conocía. Casi había pasado más horas ahí que en su habitación en la torre. Cuando alzó la vista, no pensó encontrarse con los ojos de la perfecta Anne. Debía de estar cuidando el castigo de alguien, pero no había nadie allí aparte de él.

¿Qué haces tú aquí? —preguntó, antes de saludar, con el ceño fruncido de desconcierto.
avatar
Hugo B. Weasley
»Gryffindor
»Gryffindor

Mensajes : 388
Fecha de inscripción : 23/12/2011

Volver arriba Ir abajo

¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Empty Re: ¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Mensaje por Invitado el Jue Dic 29, 2011 6:55 pm

Enarcó una ceja al ver entrar a Hugo dentro del aula de castigos. Perfecto. Lo que le faltaba. -Hola, Anne, ¿Cómo estás? ¿Te sientes bien? ¿Que haces aquí?- Comentó lo que consideraba que Hugo debió haber comenzado a decir. Suspiró pesadamente mientras se acercaba al escritorio del profesor buscando alguna gasa y alguna toalla humeda con la cuál limpiarse la sangre que le escurría por la cabeza. -No me digas que te has vuelto a meter en lios.- No era una pregunta, era una petición. Si bien Hugo era el hermano menor de Rose, sentía una especie de protección o cariño especial hacía él e intentaba siempre que estuviera bien, pero que él estuviera allí no era otra muestra más de que su ayuda en ocasiones era simplemente inservible. Cuando encontró la gasa y los implementos para curar heridas rápidas, sonrió y comenzó a sanar su pequeño corte sin ningun tipo de problema. Sabía cómo hacerlo. El cáncer de su madre había traído consigo muchas hemorragias y la dulce pelirroja con la tierna edad de siete años ya sabía cómo curarlas.

-He pelado con un par de Slytherin, no importa quienes. El caso es que se han metido con un niño de primero y cuando intentaba defenderlo, uno de ellos me ha zampado contra la pared. Y yo que pense que mi día había terminado bien.- Un suspiro escapó de sus labios mientras seguía concentrada en curar su herida, haciendo pequeñas muecas al sentir el escozor de los medicamentos en la misma. Sintió rabia al recordar a ambos Slytherin atacando al niño de primero sin compasión ni escrúpulos. Eran simplemente un par de imbéciles que no sabían lo que era el respeto. O que es lo mismo, un par de serpientes rastreras sin corazón. Clavó su mirada en Hugo y sonrió, a pesar de tener ganas de llorar de pura impotencia, a pesar de querer golpear la pared hasta aboyarla. Sonrió. Porqué el chico no merecía que descargara su rabia en él, ni su enojo. -¿Y tú, corazón? ¿Porqué estas aquí?- Tenía algunos días sin verlos. Tres o cuatro para ser exactos y ya había extrañado hablar con él. Ciertamente, el castigo no sería tan aburrido con el presente.

-¿Sabes donde hay pergamino y pluma?- Recordó el dibujo que deseaba hacer y ya que tenía a Hugo al frente, entonces, que le sirviera de inspiración. Dejó el medicamento con el que curaba su herida sobre la mesa y buscó algún indicio de algo para pegar la gasa a su frente para parar el sangrado, más sin embargo, no consiguió nada.

Disculpa:
Disculpa la tardanza, cielo, pero no he tenido una semana muy buena que digamos. Ayer pensaba ponerme al dia con los post, pero me he tomado un jugo por la mañana vencido y pues, me he intoxicado por lo que no he podido salir de la clínica hasta hoy por la mañana. Gracias por la comprensión y disculpa la mierda de post, pero no estoy muy concentrada. Prometo que el próximo será mejor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Empty Re: ¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Mensaje por Hugo B. Weasley el Sáb Dic 31, 2011 7:50 am

Hola, Anne, ¿Cómo estás? ¿Te sientes bien?—comenzó a imitarla, con un brillo divertido en los ojos y tono desinteresado. Mientras hablaba se giró, asomando la cabeza por la puerta y comprobando que Filch había desaparecido. Hugo calculó que tardaría unos veinte minutos en arreglar el desastre del pasillo y volver para ponerle, probablemente, a limpiar algo. Con una sonrisa, caminó hacia una de las estanterías que cubrían las paredes. Recordaba haber escondido ranas de chocolate por allí, en uno de los libros con falso fondo y metidas dentro de un gorro -por si a los Elfos les daba por limpiar, así no las tocarían. Los castigos eran para él pan de cada día y tenía bien provista esa habitación tanto como La sala de trofeos y otros lugares donde solía ser recluido. Le venía bien por si, en situaciones como aquella, le pillaba el castigo en horas tales como la cena. Y Hugo no podía pasar sin comer. Así que, sus ranas debían seguir por ahí y él pensaba encontrarlas. —Otra igual —respondió falsamente ofendido—, que yo no he sido. Qué manía, si soy casi un santo. El vejestorio me tiene ojeriza porque soy más gua—Hugo cortó abruptamente su monólogo al girarse, de nuevo, y reparar en el pequeño corte que tenía su amiga. Su sonrisa se borró y sus cejas se volvieron a fruncir. —¿Qué demonios te ha pasado? ¿Estás bien? —cuestionó, ahora sí sonando bastante preocupado e interesado. El malestar propio que acompañaba a su preocupación se hizo presente, haciendo que Hugo se removiese incomodo e hiciese varios amagos de acercarse y ayudarla a curar la herida. Pero parecía que ella tenía experiencia; lo que tampoco lo tranquilizó demasiado.

Se rascó la nuca, y la observó en silencio, escuchando atentamente lo que le estaba contando sobre esos matones. No concebía la idea de un chico atacando a una chica -ni tampoco a un niño. Simplemente, le enfermaban esas cosas. Sacudió la cabeza y suspiró, casi a la misma vez que ella callaba y lo hacía también. Hugo no rompió el silencio, porque no sabía qué podía decirle. Cuando ella le miró, Hugo pudo notar en que no estaba del todo bien, a pesar de la sonrisa. Quiso ir hacia ella y abrazarla, quiso ser más inteligente y poder decirle algo que la animase y mejorase su día. Pero sólo se quedó allí, devolviéndole una triste sonrisa.

Cambió el peso de un pie a otro cuando ella rompió el silencio con su pregunta. Lo de él no era una heroicidad, sólo había sido mala suerte. —Creo que Filch está convencido de que los Weasley somos la fuente de todo mal. Causantes de la contaminación, el maltrato animal, los polos derretidos... ya sabes. Lugar equivocado, momento equivocado, apellido equivocado—. No hacían falta más explicaciones, Annelysse entendería perfectamente lo que estaba intentando decir. Centró de nuevo su atención en las estanterías, y seleccionó uno de los libros más gruesos. A lo mejor un poco de chocolate ayudaba un poco. El polvo que se extendió al sacar el libro le hizo estornudar repetidas veces, debido a la alergia. Sacó su varita y lo eliminó con un hechizo sencillo que le había enseñado su madre, pero eso no hizo que dejase de estornudar. Dentro de aquel libro no estaba lo que buscaba, así que lo depositó de nuevo en su lugar. Volvió su atención a Anne y le sonrió lo más ampliamente que pudo. —Sí, espera.

Feliz de poder resultar útil, Hugo abrió uno de los armarios que formaban parte de las estanterías. Había tenido que escribir varias redacciones en sus castigos, así que sabía de sobra donde estaba el material. Escogió un trozo de pergamino más grande y en buen estado que vio, una pluma vieja y un frasco de tinta que parecía haber visto tiempos mejores. Lo dejó todo sobre la mesa del profesor. Hugo la conocía lo suficiente cómo para saber que iba a ponerse a dibujar, la había visto hacerlo algunas veces, en verano cuando visitaba a Rose. —¿Qué vas a dibujar?—se interesó, intentando distraer la mente de Annelysse.


Off. No te preocupes, espero que todo esté bien ahora, cariño. Yo también me disculpo, por si encuentras incoherencias o erratas en el texto; he pescado un resfriado y estoy con un poco de fiebre. Mi concentración tampoco es la mejor.
avatar
Hugo B. Weasley
»Gryffindor
»Gryffindor

Mensajes : 388
Fecha de inscripción : 23/12/2011

Volver arriba Ir abajo

¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo. Empty Re: ¿Castigada, enserio? Mcgonagall me está tomando el pelo.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.